Leasing y Renting: ¿qué son y en qué se diferencian?

July 5, 2021

¿Necesitas bienes móviles y no puedes hacer una compra inmediata? El leasing y renting son dos tipos de arrendamientos que pueden facilitarte la labor.

Desde la adquisición de inmobiliario hasta la de automóviles, estos contratos pueden ser la solución a todos tus problemas. Por ello, en Prestalo te enseñamos a fondo de qué tratan este tipo de arrendamientos, con el fin de ayudarte a elegir la mejor opción.

Leasing y renting: ¿Qué son y en qué se diferencian?

Son métodos ideados para ayudarte a cubrir gastos fundamentales de aquellos activos que deseas obtener, sin necesidad de un desembolso inicial.

Es vital que no se interprete el leasing y renting como un préstamo de dinero, ya que el objetivo de las mismas es que adquieras bienes tangibles. Dichos bienes pueden ser autos, productos informáticos e incluso equipos inmobiliarios.  

Según las propias definiciones, el leasing es un arrendamiento financiero en donde las entidades responsables ceden una cantidad de dinero específica. Mientras que el Renting, se trata del arrendamiento de un producto específico.

Sabemos que ambos términos se asemejan y es por eso que, para presentar sus principales diferencias, hablaremos de cómo son sus contratos.

En el contrato del Leasing existe una entidad bancaria de por medio que ha de alquilarte el dinero con el cual podrás adquirir un producto nuevo. Permitiéndote usarlo y luego de un tiempo, comprarlo. Sus servicios son considerados como arrendamientos de largo plazo, con cuotas que van des de los 2 hasta los 6 años.

En el caso del Renting, también se contará con la participación de un banco, pero, en lugar alquilarte una cantidad específica de dinero, realizan un arrendamiento directo del producto. Para este método, el lapso de validez está conformado por un máximo de 5 años.

Ventajas y desventajas del Leasing y Renting

El Renting posee como ventaja el alquiler de un producto con todas sus dependencias cubiertas. Es decir, si arriendas un vehículo, los gastos como el seguro y mantenimiento serán responsabilidad del arrendatario.

Lo opuesto sucede con el Leasing, teniendo como desventaja que todos los gastos o reparaciones que requiera el producto quedarán bajo tu responsabilidad.

Sin embargo, la ventaja de este último radica en que, si no quieres comprar el producto al final del contrato, puedes renovarlo y elegir otro. Resultando beneficioso para aquellas empresas que requieren un cambio de mobiliario cada cierto tiempo.

Una notable desventaja para el Renting es su alto coste, ya que el importe de dinero a pagar en cuotas resulta mayor en comparación a otros tipos de arrendamientos.

¿Quiénes pueden convenir estos contratos?

En realidad, el leasing y renting es un servicio totalmente apto para cualquier individuo interesado en él. Aun así, existen pequeñas tendencias al momento de su contratación:

El leasing es generalmente utilizado por empresas o autónomos, gracias a la peculiaridad de sus contratos.Mientras que el Renting se convierte en la técnica preferida por individuos particulares para obtener activos simples.

¿Quieres saber todos los pormenores? Entonces contáctanos, en Prestalo podemos brindarte toda la asesoría necesaria en el tema.

Saber más
Aconsejamos a más de 50.000 usuarios al mes a encontrar su paz interior
¿Quieres ser el próximo?
Confia en Prestalo
Delta Platform Logo